Inicio
Historia
Director
Integrantes
Repertorio
Conciertos
Participaciones
Multimedia
Testimonios
Comentarios
Coros
Contacto


 
 


Un almuerzo original

1975... Crisis económica en la Argentina. ¿Ya vio esta película?... El Rodrigazo.

Veinte coreutas entusiastas, algo inconcientes y un director audaz viajan a Israel para participar del “9 Festival Internacional de Coros Zimrya”, que se realiza cada dos años en ese país.

Es el primer viaje del Coro Municipal de Merlo al exterior y el Primer Coro Sudamericano invitado a este festival.

Por razones de vuelo, llegamos cuatro días antes del debut. Nuestros giros en dólares se harían efectivos recién 48hs más tarde, así que no teníamos dinero. Nos alojamos en un Albergue Juvenil donde estaban incluídos el desayuno y la cena.

Nuestro entusiasmo era indescriptible… Nos encontrábamos con una cultura totalmente diferente; íbamos a convivir con coreutas de distintas partes del mundo y a recorrer lugares muy caros a nuestra espiritualidad.

El primer día, libre, para adaptarnos y recorrer brevemente Tel Aviv… Destino: LA PLAYA!

A pesar de haber desayunado (yogurt, mermelada, café con leche y, lo que nos acompañaría en cada comida: tomates, pepinos y queso cottage) alrededor de las 13hs empezamos a extrañar los fideos con tuco, el bife y las milanesas con papas fritas.

Nos reunimos en una ronda para charlar sobre las experiencias del viaje.

Nudito en el estómago… ¿recién llegábamos y ya extrañábamos tanto o eran los nervios pre-debut?... ¡NO!... ¡era el estómago vacío!

Alguien sugirió tomar mate… veinte personas y una sola pava de medio litro…Una de las chicas saca tímidamente 2 huevos duros, otra 1 tomate, alguien unos pancitos…

Ese fue nuestro primer almuerzo en tierras lejanas: Cubitos de huevo, de tomate y de pan, cortados con una tijerita para uñas y servidos en la tapa de una pava de medio litro que íbamos tomando religiosamente de a uno mientras la tapita recorría de mano en mano la ronda.

Clara Rossi 

Volver