Inicio
Historia
Director
Integrantes
Repertorio
Conciertos
Participaciones
Multimedia
Testimonios
Comentarios
Coros
Contacto


 
 


Anécdota VI

La entrada a la plaza del Vaticano con todos los instrumentos para ejecutar la Misa Criolla fue una odisea.
Todo estaba bien, pero la guardia no entendía que era "el Bombo", querían que Serafín lo abriera en los extremos por si contenía una bomba o algún otro material explosivo finalmente y gracias a su italiano calabrés, logró pasar y participar de la audiencia del miércoles, cantando la Misa Criolla y luciéndose con todos los instrumentos.
Juan Pablo II saludaba a uno por uno con ese carisma tan particular y los hacia vibrar a todos, los miembros del coro y sus acompañantes.

¡Inolvidable!

El Coro de Merlo fue recibido con bombos y platillos, en la ciudad de Verona.
Cantaron en varios lugares. Pero fueron invitados a un lugar especial llamado Forte ST. Bridgio, que tenía un anfiteatro fabuloso en medio de la montaña.
Antes de la actuación, los agasajaron con fideos caseros con salsa de tomate y un vino casero exquisito.
Luego de tamaño manjar, sin dejar una miga salieron al escenario a cantar, lo hicieron de manera tan espectacular, que los tanos gritaban y vivaban al Coro de Merlo como algo maravilloso!! De verdad fue una actuación de lujo, los chicos habían sido muy bien motivados.

¡Fue histórico!!

El coro participaba del concurso que se realizaba como siempre en Lindenholhausen, al cual eran invariablemente invitados.
De ese lugar de Alemania iban a Roma (siempre en el micro) donde cantaban la Misa Criolla en San Pedro al Papa Juan Pablo II.
Pero un suceso imprevisto ocurrió: se rompió el charango. ¿Dónde se encuentra uno en Europa? ¡Imposible!! ¡En Europa no se consigue!!
Miguel Villagra llamó a Bs. As. y encargó uno urgente a un luthier de Bella Vista. Alicia Salerno lo fue a retirar y partió a Roma con el nuevo charango, en mano!! Ni loca lo despachaba porque tenía miedo que lo rompan. Así pago el viaje cuidándolo como oro, dormía con él agarrado y al llegar a Roma fue muy difícil explicar de qué se trataba.
¡Logró pasar!! y fue muy emocionante esa Misa Criolla en el Vaticano, en la audiencia del miércoles.
¡Tener al Papa al lado fue mágico!!

¡Una experiencia única e inexplicable!!

Alicia y Serafín Salerno 

Volver