Inicio
Historia
Director
Integrantes
Repertorio
Conciertos
Participaciones
Multimedia
Testimonios
Comentarios
Coros
Contacto


 
 


Anécdota VII

Escribir “algo sencillo” es meramente representar en trazos: ideas, pensamientos, proyectos y recuerdos. ¡Aquí comienza el problema! Los recuerdos involucran vivencias y eso es más difícil de transmitir. Compartimos recuerdos, pero las vivencias son diferentes para cada uno.
¿Las más? ¡Innumerables! Pasan “solamente” por 40 años de integrar voces con sonidos, proyectos con realidades, compañerismo con amistad. Se visten de azul ayer y de verde hoy. Van desde “Hoy comamos y bebamos” hasta el “Requiem”, pasando por “Hermano Sol, Hermana Luna”, el “Magníficat”, la “Misa Criolla”, el “Stabat Mater” y 300… ó no se ¡cuántas más! Se acompañan con palmas, bombo, guitarra, charango, chaucha u orquestas de cámara o sinfónicas. Tienen siempre la imagen del “Director” que transmite conocimientos, sentimientos y, sobre todo, emoción.
Pasan por una mano que me aprieta suavemente al llegar al altar y un susurro que dice “¡qué bien sonó el Laudate!”
Pasan por recorrer emocionada el Muro de los Lamentos y Haifa mirando como si los hubiera conocido antes, porque eran exactamente los que me describía mi abuela.
Pasan por quedarme muda después de cantar folklore frente a Juan Pablo II, por la serenata del Coro de Tolentino o por los inconvenientes por los problemas de salud de Cristina en el viaje del 89’, a la que trataba de distender con algunos pronósticos que felizmente se cumplieron y que hoy es “mi compañerita de cuerda”.
Pasan por las “hijas” que me dio la música: Sandra, Cecilia, Valeria, y que como tales ya levantaron vuelo.
Pasan por vivir con Kuqui, Miguel, Serafín y Enrique, canto, música, familia, hijos y nietos a través de todo este tiempo en que la vida nos premió, nada más y nada menos, con pertenecer al ¡¡“CORO ESTABLE MUNICIPAL DE MERLO” que dirige el Maestro MIGUEL VILLAGRA!!

Sara Tabares 

Volver